Ensalada de pasta con vinagreta de naranja y amapola

Bueno, pues resulta que el otro día, Facebook, en una de sus recomendaciones basadas en tus intereses, con ésta ensalada, por fin dio con algo que me interesó.

En su “publicaciones que te pueden interesar”, me dirigía a una vídeo receta de una ensalada de pasta, que tan pronto la vi, dije… Jo! tiene que estar buenísima!

La receta de la que estoy hablando es de La Creme de la Crumb y si pincháis sobre el nombre del blog os llevará a la receta original, que es una ensalada de pasta con espinacas, fresas, piña, anacardos y grosellas rojas pasas, con una vinagreta muy simple con yogur natural, zumo de naranja y semillas de amapola.

Ni que decir tiene que las semillas de amapola tienen muchísimas propiedades, y son sumamente apreciadas en cocina, y me encanta el toque crujiente que dan. Son fuente de ácidos grasos omega-3 y 6, de fibra, vitaminas y minerales, aunque si queréis saber más, aquí os dejo un enlace.

Siempre soy muy puñetera y enseguida veo cosas que no me convencen, o que yo cambiaría, como es el caso de los anacardos, que tienen muchísima grasa y tampoco es que tengan un sabor que me entusiasme, por unas semillas de calabaza, que además de ser más sanas, para mi gusto complementaban mejor el conjunto.

También me pareció que la piña era ya un poco excesivo. Me gusta la piña, pero ha de ser piña fresca recién cortada, y corremos el riesgo de que sea demasiado dulce o demasiado ácida… y además hay mucha gente con alergias a la piña, por lo que si por ejemplo, decides hacer ésta ensalada para llevar a una reunión con amigos, eliminando la piña de la ecuación, puedes evitar un problema.

Las fresas eran un si o si! Me encantan las fresas en las ensaladas,, combinan de muerte con otros elementos ácidos como el aceto balsámico, van genial también con sabores como el romero, o incluso con las rosas frescas (que son totalmente comestibles, si no han sido tratadas con pesticidas, y maravillosas acompañando platos de caza como las perdices o las codornices!!).

Las grosellas rojas, pues otra maravilla entre dulce y amarga… Pero para mi gusto, hacía falta también algún elemento lácteo, fresco y con sabor bastante neutro, para ayudar a dar balance a los sabores tan fuertes..

 

Así que básicamente tenemos aquí una ensalada de pasta, con toques frutales, combinando el dulce con el ácido, muy suave, en realidad, al paladar, y muy aromática, además de distinta.

La vinagreta es la guinda del pastel… me encantó y estoy segurísima de que la haré más veces, no solo para ésta ensalada, sino para otras, con otras combinaciones!

 

Para mi, deliciosa!!! Encantada de que Facebook me la haya recomendado (ojo, no hago publicidad de facebook, solo cuento la historia como fue!!) y de así descubrir un fantástico nuevo blog de cocina, La Creme de la Crumb.

Mis fotos no son tan fantásticas como las de ese blog, pero es que sinceramente no iba a escribir un post… estaba jugando a sacar alguna foto medio buena y algún gif para Instagram, pero me apetece compartirla. Espero que os guste tanto como a mi.

 

Os dejo con la receta

Un besazo!😘

Ensalada de pasta con vinagreta de naranja y semillas de amapola
Deliciosa combinación de sabores en esta fresca y sorprendente ensalada
Escribe una opinión
Imprimir
Para ésta ensalada os doy los ingredientes pero no las cantidades (excepto para la vinagreta) porque así cada uno se hace la ensalada a su gusto
  1. Pasta (a vuestro gusto, yo utilicé espirales)
  2. espinacas frescas
  3. fresas
  4. grosellas rojas pasas
  5. pipas de calabaza
  6. queso fresco (queso blanco). Yo utilicé uno de 250gr
Para la vinagreta
  1. 1/2 taza de aceite de oliva
  2. 1/4 taza de vinagre de sidra de manzana
  3. 1/4 taza de yogur griego natural sin azúcar
  4. 1 cucharada de mostaza antigua
  5. el zumo de dos naranjas
  6. 2 cucharadas de semillas de amapola
  7. sal y pimienta al gusto.
Instrucciones
  1. Ponemos a cocer la pasta escogida en abundante agua hirviendo, siguiendo las instrucciones del fabricante. Si es pasta fresca, de 3 a 4 minutos bastará.
  2. Mientras la pasta cuece, lavamos muy bien las espinacas. A mi me gusta pasarlas varias veces por agua con vinagre y después escurrirlas con la centrifugadora de verduras.
  3. Después es el turno de las fresas: bien lavadas y cortadas al gusto.
  4. Una vez cocida, escurrimos la pasta y la refrescamos con agua fría, para que se enfríe y evitar que se pegue.
  5. Unimos la pasta con las espinacas, las fresas, pipas de calabaza, grosellas rojas pasas y el queso fresco cortado en dados en un bol, y dejamos a parte.
  6. Mientras, preparamos la vinagreta, simplemente añadiendo todos los ingredientes en un bote con tapa, cerramos bien fuerte y agitamos hasta tener una salsa homogénea!.
  7. Distribuimos por la ensalada y con la ayuda de unos cubierto para ensalada, removemos, asegurándonos de que quede bien repartido.
  8. Servimos y a disfrutar!
Notas
  1. Si no tenéis grosellas, uvas pasas también os van a servir perfectamente (mejor las pasas rubias que no son tan fuertes de sabor). La vinagreta de la receta original también llevaba miel, pero mis naranjas ya estaban suficientemente dulces, no creí necesario hacerlo aún más dulce.
Adaptación de Le Creme de la Crumb
Adaptación de Le Creme de la Crumb
Merengue y Limón http://chocolholica.com/