Galletones de Avena

Como ya expliqué en mi post de introducción a éste blog, actualmente me encuentro viviendo en Chile por un tiempo. Y, al menos en la región de Chile dónde yo vivo, éstos galletones son un hito Nacional. Se comen para el desayuno, en el almuerzo, si no tienes tiempo de ir a casa a comer, con el té de la tarde, o para la “once” que es una cena ligera que se hace sobre las 7 de la tarde. Los venden en tiendas de barrio, a los que llaman emporios, o en puestos callejeros, y están deliciosos. Son muy sanos, saciantes y llenos de sabores. Aquí os dejo mi receta:

Galletones de Avena
Cantidad 10
Tipicos galletones chilenos
Escribe una opinión
Imprimir
Tiempo de preparación
20 min
Tiempo de cocinado
20 min
Tiempo total
40 min
Tiempo de preparación
20 min
Tiempo de cocinado
20 min
Tiempo total
40 min
Ingredientes
  1. 180gr. de copos de avena
  2. 90gr. de harina integral de centeno
  3. 100 gr. de azúcar moreno o 50 de azúcar moreno y 50 de miel
  4. Una cucharada de canela
  5. Una cucharadita de esencia de vainilla
  6. 100 ml de aceite
  7. 2 huevos
  8. 75gr de uvas pasas picadas
  9. 75gr de nueces picadas
Instrucciones
  1. Y ya sólo queda mezclarlo todo bien, durante un buen rato para que todos los ingredientes estén bien incorporados. Queda una masa espesa y húmeda.
  2. En una fuente de horno, forrada con papel de hornear, iremos colocando porciones de masa del tamaño de una pelota de golf que aplastaremos con la palma de la mano hasta dejar muy fina, de medio centímetro de grosor. Yo suelo hacer como máximo, 5 galletones por bandeja.
  3. Hornear a 200°, ambas resistencias encendidas, primero abajo de todo del horno, unos 10 minutos, luego arriba, el tiempo que tarden en dorarse y ponerse crujientes (8-10 minutos).
  4. Con ésta cantidad de masa, salen 10 galletones.
Notas
  1. *Las pasas y nueces se pueden cambiar por cranberries, arándanos secos, higos secos, almendras, pistachos... Lo que queráis!!! En Chile, lo más típico son las pasas y nueces.
  2. Recomiendo dejar reposar al menos 5 minutos antes de poner sobre una rejilla a enfriar. Los galletones son de un tamaño considerable, y finos, por lo que al cogerlos podrían romperse. Como todas las galletas, se endurecen al enfriar y se quedan crujientes y deliciosas.
  3. Se conservan muy bien si una vez frías, se envuelven individualmente en papel film. Ya me diréis si os gustan tanto como a mi! 🙂
Merengue y Limón http://chocolholica.com/