Ésta receta es ideal para impresionar a los invitados con un entrante delicado y vistoso, refrescante y lleno de sabor. Yo los hice como uno de los varios entrantes en una fiesta barbacoa que dimos. Los otros eran una ensaladilla de las de toda la vida (a petición de todos los asistentes, aún siendo chilenos)…