Tosta de sardinas y naranja en pan de hallulla

Esta tosta de sardinas es la propuesta que os traigo para el fin de semana. Una manera fácil y divertida de comer pescado azul, rico en acidos grasos Omega3, buenos para controlar el colesterol y beneficiosos para las afecciones cardiovasculares. Fuente de proteinas y de vitaminas liposolubles y de calcio (sobre todo las de lata, en las cuales comer la espina es mucho más fácil) Y además de todo eso, por lo menos para mi, es importante su sabor. Son un pescado que me parece delicioso, y las conservas nos proporcionan la ventaja de poder comer durante todo el año, en cualquier parte del mundo y sin cocinar.

Por otro lado, aunque hacer una tosta es lo mas sencillo del mundo, creo que hay que prestar un poco de atención al pan que se utiliza. Como sabéis, ahora vivo en Chile, lo cual me da la opción de probar productos a los que jamás había tenido acceso. Las hallullas son elemento indispensable de la dieta diaria de los Chilenos, unos bollitos deliciosos y ligeros, que son la estrella a la hora de “la once”, que es como llaman ellos a una especie de merienda-cena ligera que se hace sobre las 6-7 de la tarde (aunque luego a las 10 u 11 de la noche cenen, propiamente hablando).

Que mejor que hacer honor al pais en el que vivo, incluyendo elementos base de su alimentación y su economía en mis elaboraciones. No obstante, esteis donde esteis, prestad un poco de atención al pan que escogeis, pues va a ser el que determine la calidad de vuestra tosta. 

Para completar la preparación, frutas y frutos: tomate, aguacate y naranja. La naranja se me ocurrió como aporte ácido a la combinación, y sinceramente, me sorprendió lo bien que combinan. No dudéis nunca en experimentar, nunca sabéis lo que puede funcionar de maravilla si no probáis!!!

Os dejo con la “receta”

Tosta de sardinas y naranja
Escribe una opinión
Imprimir
Ingredientes
  1. Pan (a elección)
  2. 1 lata de sardinas en aceite de oliva
  3. 1 aguacate
  4. 1 tomate prieto
Instrucciones
  1. Cortad las rebanadas de pan al gusto (en mi caso abro la hallulla por la mitad)
  2. Tostad el pan como más os guste (en la rejilla del horno, el tostador, la sartén). Yo lo hago en sartén, me recuerda al pan tostado de mi abuela, que nos hacía por la mañana para desayunar con el pan que había sobrado del día anterior!
  3. Restregar con un poco de tomate.
  4. Poner unas rodajas de tomate y sobre éste el aguacate.
  5. Es el momento de las sardinas (yo las abro a la mitad y coloco los filetes con el lado de la raspa hacia abajo)
  6. Coronamos con naranja cortada muy fina.
  7. Y a disfrutar!!!
Merengue y Limón http://chocolholica.com/