Trifle de Red Velvet (especial para enamorados)

Se acerca San Valentín, y aunque para mí, todos los días son para dar y demostrar el amor, no está de más hacer algo especial para aquellos a los que se quiere, como este Trifle de Red Velvet!!

Trifle de Red Velvet. Rojo. Pasión. Amor… O no!! simplemente un postre diferente, una version del tipico trifle Navideño que los británicos han convertido en un clásico, y que me chifla! Pero claro, si lo miramos con ojo clínico, o desde un punto de vista puritano, de trifle solo tiene las capas y los ingredientes básicos, porque yo, en lugar de mojar el bizcocho con la gelatina en la primera capa, los he puesto por separado, para tener más textura y sabor.

La receta del Red Velvet ya os la proporcioné en el post de los Cupcakes de Halloween por lo que es un paso que me voy a ahorrar aqui. Si quereis usar azúcar en lugar de tagatosa, serían 200g. Os recomiendo utilizar azúcar moreno, que es menos refinado.

vista superior del trifle

¡Es tan bonito que casi da pena comérselo!.

Como veis, soy una loca del red velvet, y una loca del trifle, asi que un trifle de red velvet tenía que caer en un momento u otro, pero acercándose San Valentín, me parece un postre muy adecuado.

He utilizado un poco de licor de guindas para humedecer el bizcocho, aunque el red velvet es muy jugoso de por si y no lo hubiera necesitado, pero le da su puntito…

En Reino Unido, a la gelatina del trifle (que suele ser de fresa) se le suele añadir un poco de vino de jerez (sherry le llaman ellos) y queda verdaderamente ideal, por eso , aunque yo no lo añadi a la gelatina (en su lugar le añadi arandanos frescos para ese punto de frescura) pues, como ya he dicho, bañé el red velvet con el licor de cerezas.

La “crema pastelera” es más bien un pudding de maizena, ya que es una versión sin huevo. Para que el color rosa quedase mejor, necesitaba una base blanca, y aunque una yema de huevo no hubiera dado mucho color, hubiera hecho que se quedase más anaranjado. Para darle más sabor, lo he aromatizado no sólo con vainilla, sino también con canela (que he leído por ahí que es afrodisíaca!!)

Y os voy a dejar ya con la receta, para que veais que aunque lleva un poco de tiempo, es muy sencilla y vale la pena!

*Con este post participo en el reto facilisimo de postres para San Valentín

Trifle de Red Velvet (especial enamorados)
Precioso y delicioso
Escribe una opinión
Imprimir
Ingredientes
  1. Para el Red Velvet, seguir las instrucciones del enlace que se proporciona en el texto del post.
  2. Licor de guindas (opcional)
Para la gelatina
  1. 1 sobre de gelatina de frambuesa o fresa
  2. arandanos frescos ( o fresas, frambuesas...)
  3. Agua
Para el pudding
  1. 200 ml de leche
  2. 1 cucharadita de vainilla
  3. media cucharadita de canela
  4. 1 cucharada de tagatosa o 4 cucharadas de azucar
  5. 3 cucharaditas de maizena
  6. colorante rosa
Para la decoración
  1. 1 brick de 200 ml de nata para montar (crema para batir)
  2. 1 cucharadita de vainilla
  3. 4 cucharadas de azucar glass
  4. botones de chocolate blanco
  5. purpurina comestible
  6. corazones de azucar
Instrucciones
  1. Lo primero es preparar el bizcocho red velvet (seguid las instrucciones del link que os proporciono en el texto del post). Podéis hacer la cantidad total y se os quedará un rico bizcocho para el desayuno, o cortar las cantidades. Hornear en una bandeja alargada o molde bajo, para poder despues cortar los circulos para emplatar.
  2. Para la base de gelatina, que va a requerir unas 2-3 horas para cuajarse, según la marca que compreis, seguid simplemente las indicaciones del paquete con las cantidades de agua que se facilitan, que generalmente se trata de diluir los polvos en agua hirviendo y luego añadir agua fria hasta completar.
  3. Echamos gelatina hasta cubir un centimetro o centimetro y medio del fondo, echamos los arándanos lavados y secos y metemos al frigorífico a cuajar.
  4. Mientras, haremos el pudding de maizena, que tendrá que estar frio para cuando lo incorporemos.
  5. En un cazo a fuego medio echamos 200 ml de leche y reservamos los 50 para desleir la maizena.
  6. Añadimos el azucar o tagatosa, la vainilla, la canela y el colorante y mezclamos todo bien con las barillas.
  7. Cuando comience a hervir, echaremos la maizena bien diluida en la leche y removemos enérgicamente hasta que espese.
  8. Apagamos el fuego y removemos cada 5 10 minutos hasta que enfrie.
  9. Montamos la nata, que tendremos bien fria de la nevera, en un bol tambien frio.
  10. Para ello, añadimos la vainilla y el azucar glass y batimos con la batidora de barillas hasta que este espesa y consistente.
  11. Introducimos en una manga pastelera con boquilla rizada, que habremos pintado un poco por dentro con un poco de colorante rosa (el mismo que usamos para el pudding) para que haga ese efecto a dos colores que veis en la foto. La reservamos en la nevera para más tarde.
  12. Cuando tengamos el bizcocho horneado y frio, la gelatina cuajada y el pudding de maizena frio, es hora de montar.
  13. Sobre la gelatina, pondremos la capa de pudding (el grosor de las capas va a depender un poco de lo grande y alto que sea el recipiente de emplatado)
  14. Sobre el pudding, una capa de bizcocho red velvet (yo lo corte con un vaso).
  15. Ayudandonos con un pincel o un biberon de cocina, mojaremos el bizcocho con licor de guindas (este paso es opcional, el red velvet es humedo de por si)..
  16. Y finalmente, hacemos el copete de nata con la manga pastelera.
  17. Y ahora, para la decoración, dejad volar la imaginación (yo utilicé purpurina comestible, corazones de azucar y chocolate blanco que era lo que tenia por casa... se podrian haber usado unas cerezas bañadas en chocolate bllanco, o frescas simplemente, fresas, chocolate negro, cacao espolvoreado... hay mil posibilidades!!!)
Notas
  1. y Feliz Dia del AMOR!!!
Merengue y Limón http://chocolholica.com/
copete de nata montada decorada